martes, 3 de diciembre de 2013

Proceso de interrelación, de intercomunicación, de inter-aprendizaje.

Proceso seguido en los módulos de formación en Técnicas corporales aplicadas a 3ª edad y educación especial.
Joaquín Benito Vallejo
El módulo 1 es la presentación del método de trabajo: sintetizado, en los 3 objetivos generales que se verán reflejados en el proceso de todo el curso:

CUERPO - MENTE - COMUNICACIÓN 
 

1-. -objetivo físico / cuerpo- 
El movimiento como medio de salud: mantener el conjunto del cuerpo en un grado óptimo de salud. 
2-, -objetivo mental / mente- 
el movimiento como medio de estimulación sensorial-cerebral, y como medio de estructuración mental; 
(Esto engloba a su vez, 2 objetivos distintos: uno es, la estimulación sensorial global: -1- que el cerebro reciba el máximo de informaciones sensoriales a través de todas las vías posibles - / interoceptivas, propioceptivas, exteroceptivas /, visuales, auditivas, táctiles, cinestésicas-, y -2- –un escalón superior en el proceso-,  organizar esas sensaciones, integrarlas, estructurarlas, saberlas utilizar, convirtiéndolas en herramientas cerebrales, que organizan, ordenan, el cuerpo, y sus posibilidades de acción en el tiempo y en el espacio.)
3-. Objetivo relacional / comunicación-, 
el movimiento como medio para enriquecer las relaciones y la comunicación con los demás.
 

Esto requiere un proceso de enseñanza – aprendizaje, en el que se ven involucrados, interrelacionados, - profesor-alumnos, alumnos-alumnos, alumnos-profesor -, es decir, en el que todos y cada uno de nosotros estamos interrelacionándonos con los demás y estamos aprendiendo unos de otros, unos con otros.

(Este enfoque corresponde al PENSAMIENTO SISTÉMICO, donde el todo y las partes están relacionadas, siendo las relaciones que se establecen entre unas y otras, las que marcan la meta)
 
Este proceso de interrelación, de intercomunicación, de inter-aprendizaje, debe estar basado en el respeto entre todos, en la comprensión, en el afecto.
Es aquí, donde, el movimiento como medio de comunicación con los demás, cobra su más alto sentido, porque esa comunicación debe estar regida por el afecto. Afecto entre los alumnos, afecto entre alumnos y profesor y viceversa.
En nuestra sociedad se distingue efecto de afecto, y se valora y se busca  más el efecto en detrimento del afecto. Ser efectivos, eficientes, ver resultados palpables, resultados materialistas. Sin embargo, el afecto es el más alto factor en el desarrollo humano. Por lo que, es el que mayor “efecto”, causa, en el desarrollo humano, al nivel más positivo en todos sus actos.
Los actos que contienen afecto son los que más gravados quedan en el cerebro, son los que más huella dejan, más profunda,  más duradera. Son los más satisfactorios y los más placenteros.
Podemos morir por falta de afecto, no por falta de dinero. La carencia de afecto, por otra parte, es la raíz de muchas enfermedades consideradas “fisicas”, como ya hemos expuesto, tanto verbal como bibliográficamente.
 
Bien, todo este extenso paréntesis, quiere recalcar que el hilo conductor, la espina dorsal de la metodología, quiero basarla en el afecto, en el desarrollo del afecto, en la educación del afecto, y quiero que se vea reflejada en todo el proceso y en todos los módulos.
Pero, ¿Cómo enseñar el afecto?, ¿se puede enseñar?
Intento que se vea reflejado, intento cultivarlo en el trabajo pedagógico.
Se puede cultivar con todo, con el trato, con la palabra, con la mirada, con la sonrisa, con el ánimo, con la forma de estar…,
Además de eso, pretendo desarrollarlo mediante la educación del tacto y del contacto corporal entre los alumnos y entre alumnos-profesor. Porque el contacto corporal es el más alto significado del afecto.
Todos estos aspectos quiero que se vean reflejados y desarrollados en cada módulo y a lo largo de todos los módulos.
Siempre partiendo de un elemento físico como es el movimiento, y siempre desarrollándolo, a nivel individual, personal, en parejas, y en grupos.
 
Por otra parte, trato de mostrar una didáctica, es decir, una forma de impartir las clases, que sea ejemplo de la forma de desarrollar esas clases con personas mayores o con otros colectivos, aunque dependiendo de cómo sean estos y las características incluso, de cada persona, la aplicación se  verá abierta a ciertas variaciones.
 

El módulo 2, está centrado en el factor tensión – distensión, aplicado y visto de diversas maneras, siempre dentro de esa línea tridimensional señalada, de esa múltiple dimensión del movimiento. 
Una parte importante de este módulo, se refiere al método de trabajo que el profesor ha de practicar para ayudar a sus alumnos a realizar ciertos movimientos, sobre todo, los levantamientos desde el suelo, sin que ni uno ni otro se dañen, y además se realice correcta –efectiva-,  y afectivamente.

En el módulo 3 centraremos el trabajo fundamentalmente en las articulaciones de manos y pies, combinadas con otros trabajos alternativos relacionados con las articulaciones de hombros y caderas, con trabajos en el suelo y de pie, más dinámicos unos, más relajados otros.

El módulo 4 estará basado en el ritmo.
El módulo 5 en la estructuración espacial.
En el módulo 6,  Trabajos en parejas casi exclusivamente.
En el módulo 7, trabajos con objetos.