lunes, 5 de enero de 2015

Educar-nos para la ternura



DUCAR-NOS  PARA   LA   TERNURA

-Educación del tacto y del contacto corporal en las relaciones humanas-

Dirigido a padres, educadores, parejas, personal relacionado con la salud: médicos, enfermeras, etc., acompañantes de enfermos, ancianos, con demencias, o patologías, disminuidos físicos y psíquicos, etc. Etc.

Curso presencial de 14 horas – Días 7 y 8 de febrero – 150 € -
Impartido por Joaquín Benito Vallejo
Educar-nos.  –Antes de pretender educar a otros, eduquémonos a nosotros mismos. Aunque, también es cierto, que nos educamos a nosotros, “educando a otros”, porque la educación, como casi todo en nuestra vida humana, supone inter-relación-.

 Educar-nos para la  ternura es hacernos más delicados, más tiernos, más dulces, más suaves, más finos, más sensibles, más disponibles, más flexibles, más fluidos, más atentos, más comprensivos…, hacia nosotros mismos y sobre todo hacia los demás.
  • La ternura se asienta en el tacto, en el contacto corporal, en el tono, en la actitud, en la voz, en el ambiente que creamos, en la comunicación, en la empatía.
  • Implica “eutonizarnos”: reequilibrar, afinar, modular, armonizar,… nuestro tono, con el objetivo de conocer, controlar y diluir nuestras tensiones, emociones, preocupaciones, para no transmitirlas a los demás mediante nuestras interrelaciones.
  • Hacernos tiernos para los demás: hijos, padres, amigos, pareja, enfermos, educandos, ancianos…
 Significa:
-          No transmitir tensión, crispación, estado de ánimo o emoción negativa, preocupación…
-          No crear dependencia…
-          No seducir, no engañar…
 
  • Educar-nos para la ternura significa aprender a ser afectuosos y respetuosos:
-          sentir a la otra persona;
-          reconocerla como ser único;
-          respetar su individualidad;
-          dar protección;
-          dar seguridad;
-          dar sin querer recibir
-          dar si el otro quiere recibir
-          dar sin imponer ni invadir
·         Supone estimuar, distender pero también energetizar, vitalizar…
·         Dar el tono que el otro necesita
·         Dar calma y tranquilidad, o ánimo y valor
·         Estimulación sensorial
·         Integridad corporal y psíquica
 
Educar significa no actuar por deber sino por placer.

Hacer agradable la presencia del otro.
Comunicarle la alegría y el placer de vivir.
Hacerle sentir su cuerpo como principal fuente de realidad y de realización. A través del cual siente su entorno, se comunica y se valora.

Nuestro programa se basa en la educación del tacto y del contacto corporal, de cara a  nuestras relaciones con los demás, fundamentalmente los niños, los ancianos, los enfermos, la pareja…
La educación del tacto y del contacto, significa educar nuestra forma de “tocar” y de establecer un contacto corporal con los demás. Según la persona que sea y según el objetivo con el que lo efectuemos.
El tacto y el contacto es fundamentalmente sinónimo de afecto. La forma más primitiva, más profunda y más sincera de manifestar el afecto.
www.movimientoyexpresion.org http://tecnicascorporalesterceraedad.blogspot.com

http://movimientoorganico.blogspot.com
Información e inscripción: movimientoyexpresión@hotmail.com   
Telf: 628 68 79 79 / 915932415

http://tecnicascorporalesterceraedad.blogspot.com.es/p/normal-0-21-false-false-false-es-x-none.HTML
  •